logo

El Suicidio Médicamente Asistido

La Iglesia se opone específicamente al Suicidio Medicamente Asistido porque busca legalizar la toma intencional de la vida humana; Esta actividad deliberada viola el principio más básico de nuestra creencia en la sacralidad de la vida y, simultáneamente, plantea muchos peligros a las poblaciones vulnerables. Una comunidad verdaderamente solidaria dedica más atención y apoyo a los miembros que enfrentan los momentos más vulnerables de sus vidas; Cuando los enfermos, los ancianos y los vulnerables son tentados a ver sus vidas como menos valiosas, necesitan más el amor y la ayuda de otros para asegurarles de su valor.
 
El respeto por la vida no exige que intentemos prolongar la vida mediante el uso de tratamientos médicos que son ineficaces o excesivamente onerosos. Tampoco significa que debemos privar a los pacientes que sufren de los medicamentos necesarios para el dolor por un miedo extraviado o exagerado de que puedan tener el efecto secundario de acortar la vida. En cambio, exige que respetemos la vida como un don al no buscar activamente un medio artificial para ponerle fin.
 
La Conferencia Católica de Maryland trabaja para oponerse a las políticas que promueven o alientan la eutanasia y el suicidio medicamente asistido, y apoya los esfuerzos para proporcionar la atención compasiva y ética a los ancianos y enfermos; Para apoyar estos objetivos, la Conferencia Católica de Maryland se ha asociado con otras organizaciones interesadas a bajo la Coalición Contra el Suicidio Medicamente Asistido de Maryland.
 

 

¡Tome acción!

"Como expresamente formulado, el precepto "No matarás" es un negativo fuerte, indica el límite extremo que nunca puede ser excedido. Implícitamente, sin embargo, fomenta una actitud positiva del respeto absoluto  por la vida; Conduce la promoción de la vida y al progreso en el camino del amor que da, recibe y sirve ". - El Evangelio de la Vida

 

Materiales sobre el Final de la Vida

Otros Materiales sobre PAS

Para leer la Declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la Eutanasia, haga clic aquí.